Llevamos años escuchando hablar sobre la digitalización y su importancia en el mundo de los negocios. Tanto es así que hasta se han llegado a cambiar muchos modelos integrando nuevas tecnologías y generando más valor añadido. Lo que no está en internet no existe. Pero, ¿qué implica digitalizar en realidad?

La nuevas herramientas han transformado la forma en la que nos comunicamos, creando una bidireccionalidad, no sólo a través un único canal sino en varios al mismo tiempo. Rapidez, mayor capacidad analítica y mejores herramientas para crear brand awareness. el panorama actual nos sitúa ante un cambio de paradigma continuo. Con cada novedad digital, el valor añadido se acaba convirtiendo en un valor competitivo.

Ahora ya no somos meros consumidores, también podemos ser productores, embajadores de marca, generadores de contenidos… Y un sinfín de cosas más. Digitalizar es cambiar el modelo de distribución de una compañía.

El cliente es el centro, por lo que debemos reajustar procesos y organización interna para favorecer una relación más estrecha con éste. Internet es un canal que nos permite estar mucho más cerca del consumidor final.

Para una buena digitalización del negocio se ha de tener en cuenta:

  • Internet.

    Es un canal de venta muy potente. Nos da la oportunidad de llegar en tiempo real a todo aquel que tenga acceso a éste, ya sea desde un móvil, ordenador, tablet o cualquier otro dispositivo. Es importante adaptar el lenguaje de tus comunicaciones al estilo que toque.  La omnipresencia e interconectividad también implican un riesgo: La reputación online. Al estar en todas partes en un medio que permite opinar a cualquier persona, se ha de saber construir un awareness que tenga en cuenta la posibilidad de malas críticas y tener un buen plan de respuesta a éstas.

  • Formación digital.

    Las nuevas herramientas comportan nuevos conocimientos por lo que es 100% necesario formarte a ti y a tu equipo en el manejo de lo que vayáis a implementar. A mayor entendimiento, mayores posibilidades de explotar los nuevos instrumentos digitales.

  • Análisis de datos.

    Entender y utilizar ese gran desconocido, BIG DATA. Es primordial saber gestionar la gran cantidad de información que nos proporcionan las nuevas plataformas digitales sobre nuestros clientes. Una vez almacenados, debemos ser capaces de analizarlos para sacar conclusiones que ayuden a establecer nuevas estrategias de negocio.

En Taclia sabemos la importancia de la digitalización y nos valemos de ella para ofrecer nuestros servicios con la máxima calidad y eficiencia posible. Contacta con nosotros e infórmate de cómo lo logramos.