Para que un negocio gastronómico sea exitoso, por supuesto que ofrecer un buen menú es fundamental. No obstante, el mantenimiento en los restaurantes también contribuirá al éxito o fracaso de este tipo de empresa.

Cuando visitamos un restaurante, evaluamos la calidad del servicio y la comida. Igualmente verificamos sutilmente la higiene y el mantenimiento en el mismo.

Porqué gestionar el mantenimiento en los restaurantes

En nuestra apreciación incluimos la decoración empleada, el estado del inmueble, del aire acondicionado y la iluminación. En ocasiones, dueños y empleados al estar en contacto con el mismo entorno, no aprecian el desgaste visible para los visitantes.

Otro aspecto a considerar es el constante uso de los recursos por personas con distintos hábitos de conducta. Esto favorece la aparición de ese deterioro, además de la naturaleza misma de las funciones que dicho recurso ejecuta.

Un restaurante exitoso se anticipará a la aparición de errores en el servicio, por el inadecuado uso y/o averías de los dispositivos disponibles. Esto lo logran, cumpliendo programas de mantenimiento preventivo que garanticen la conservación y operatividad de equipos y maquinarias necesarios.

¿Es importante el mantenimiento en gastronomía?

Dentro de un establecimiento gastronómico, operan diversos equipos y elementos necesarios para la elaboración de comidas. Dentro de ellos podemos mencionar freidoras, cocinas, hornos, fregadoras, neveras, planchas, dispensadores, lasqueadoras, cafeteras, plancha, amasadoras, mesas fría y caliente, etcétera.

Con la finalidad de extender la vida útil de los equipos, es necesario realizar un control y mantenimiento en los restaurantes continuo. De esta manera, se consiguen beneficios como los siguientes:

  • Prevenir accidentes
  • Descubrimiento a tiempo de fallas
  • Mayor eficiencia y productividad, que se refleja en la calidad y respuesta del servicio
  • Cumplimiento de higiene y limpieza, especialmente en la manipulación de alimentos

Clases de mantenimiento en los restaurantes

Es cotidiano que las personas utilicen aparatos eléctricos en casa, automóviles, etcétera, y no tengan un hábito de mantenimiento. De la misma manera ocurre en los restaurantes, donde en su mayoría se recurre al mantenimiento curativo, es decir, reparaciones cuando el equipo deja de funcionar.

Estas acciones generan mayor gasto económico, y perjudican la productividad del negocio por tener que suspender forzosamente sus actividades. Además, los gastos de reparación son mayores que los de prevención. Lejos de ser una gestión exitosa, se demuestra una mala administración del restaurante.

Por tal motivo, es indispensable que dueños y gerentes conozcan las diferentes clases de mantenimiento en los restaurantes que se deben aplicar.

Mantenimiento Preventivo

Se efectúa con el objetivo de preservar y cuidar los equipos, mediante el chequeo de sus componentes. Así, se garantiza el correcto funcionamiento del mismo. Esta clase de mantenimiento debe ser programado. Generalmente los fabricantes incluyen un manual con consejos de mantenimiento para un determinado período de tiempo.

Es importante organizar minuciosamente los chequeos programados para que afecte lo menos posible la ejecución de tareas y actividades del restaurante.

Mantenimiento Predictivo

Con el mantenimiento predictivo se efectúan pruebas periódicas, en diferentes situaciones, para detectar algún inconveniente en una condición determinada. Con este mantenimiento se evalúa el funcionamiento de un dispositivo. De esta forma se busca solventar fallas mucho antes de que se produzcan.

Mantenimiento Correctivo

Cuando se ha presentado un daño o deterioro, se realiza el mantenimiento correctivo o curativo. Las consecuencias pueden ser trágicas para la economía, el funcionamiento de la empresa, y hasta para la seguridad.

Se requiere evaluar técnicamente el problema y considerar las posibles soluciones para aplicar la más rentable y segura. Puede tratarse de reparación de componentes, sustitución de estos o de la maquinaria completa.

¿Quienes realizan el mantenimiento en los restaurantes?

Algunos restaurantes cuentan con un personal capacitado para llevar a cabo las funciones de mantenimiento. Casi siempre se trata de tareas sencillas, y con buena organización, se debería contar con los materiales destinados para efectuarlo.

Si por el contrario, no posees conocimientos sobre mantenimiento, es posible contratar empresas especializadas en el área. Fabricantes e importadores ofrecen servicios de mantenimiento en los restaurantes para los diversos artefactos que allí se emplean. También existen empresas especializadas en mantenimiento y reparaciones.

En Taclia sabemos que el funcionamiento ininterrumpido de tu restaurante es importante. Es por ello que gestionamos servicios de mantenimiento adaptados a tus necesidades. Trabajamos bajo el concepto de planes de mantenimiento en tiempo real. Contáctanos y encamina tu restaurante al éxito total.