La integración del Facility Management en las organizaciones supone un valor añadido que a priori puede parecer nulo pero que, a largo plazo, aporta grandes beneficios. Es importante crear sinergias entre éste departamento y el de Recursos Humanos para funcionar mejor en un futuro.

La relación entre el Facility Management y los Recursos Humanos

A pesar de lo que tradicionalmente se suele pensar que el área de Facility Management y el departamento de Recursos Humanos no colaboran en nada, ambos comparten un interés común: El bienestar del empleado creando un equilibrio entre entorno y personas. 

Aunque sea por un interés común, en la mayoría de las empresas ambos departamentos trabajan independientemente. El Facility Management se preocupa del balance en el entorno partiendo de los activos físicos y Recursos Humanos partiendo de los trabajadores.

Para que se entienda mejor pondremos un ejemplo: Facility Management puede estar actualizando algún aparato tecnológico para que los empleados tengan la opción de trabajar mejor y, RRHH, puede que a la par esté desarrollando políticas de uso de estos aparatos para facilitar el manejo a los que van a utilizarlo. 

El equilibrio conlleva una mayor productividad para la compañía y, por lo tanto, también supone un ahorro de costes.

Obstáculos a superar durante la integración

Sin embargo debemos tener en cuenta que también existen una serie de inconvenientes. Los tres obstáculos más comunes que encontramos cuando intentamos crear sinergias entre Facility Management y el departamento de Recursos Humanos son:

  • Barreras organizacionales
  • Definición de roles y responsabilidades
  • Desconocimiento de las tareas que están haciendo el resto de departamentos

Entonces, ¿cómo conseguimos que el área de Recursos Humanos y de Facility Management trabajen codo con codo? El punto de partida es el compromiso estratégico que todos los departamentos comparten. Si se utiliza el principal objetivo que hemos destacado al principio, se conseguirá establecer una conexión transparente que favorezca el lugar de trabajo para todos sus usuarios.  

Con esto conseguimos maximizar los beneficios de ambos departamentos, entre los que encontramos:

  • Ahorro. Al contar con profesionales pueden reducirse gastos 
  • Capacitación adecuada del mantenimiento y facility management
  • Garantía de revisión periódica de las instalaciones
  • Rápido tiempo de respuesta en caso de fallos
  • Importante ahorro de tiempo en temas de gestión de facturas y papeleo
  • Estar al día con las regulaciones legales

Si quieres saber más sobre los beneficios del Facility Management no dudes en contactar con Taclia.  Como expertos en el tema podremos resolver cualquier duda que tengas.