Cuando hablamos de un ambiente relajado para el trabajo seguro imaginamos una oficina con grandes ventanas y limpia. La suciedad definitivamente no puede ser parte de nuestro entorno y rutina laboral. Seguro estás pensando que tu oficina cumple con tus estándares altos de limpieza.

Estudios recientes muestran que tu lugar de trabajo no está tan limpio como piensas. Teléfonos, manijas de puertas, entre otros, son zonas donde manchas y baterías suelen acumularse sin darnos cuenta. Al ser manipulados con frecuencia por muchas personas pueden ser fuente de enfermedades.

Es cierto que barrer y desinfectar a diario es importante, pero tal vez estemos pasando por alto ciertas zonas importantes. Los expertos nos confirman esta teoría.

Estudios confirman bacterias en tu oficina que trae la suciedad

Pruebas realizadas en diversos centros de trabajo dedicados a diversas ocupaciones, revelaron datos importantes sobre la higiene. Más de 5.000 muestras arrojaron cuales son los lugares con más suciedad en una oficina. Veamos algunos de ellos.

Área de almuerzo contienen suciedad

Sabemos que los pisos de los comedores están siempre muy relucientes. Sin embargo, la higiene de las mesas y las sillas que usamos a diario parece no siempre tener la debida atención. Comer en un ambiente libre de cualquier tipo de suciedad es una muestra de respeto para los empleados.

Los botones del microondas alojan suciedad

El uso de este electrodoméstico en nuestra vida laboral es notable. Por ello es importante mantenerlo libre de cualquier suciedad. Lo usamos para calentar desayunos y almuerzos, también el té o café de la tarde. La mala higiene de este artículo pone en riesgo el buen estado de los alimentos que consumes a diario.

La suciedad en los teclados

Son de uso diario y tienen aberturas donde es muy fácil que se acumulen partículas de polvo y bacterias. Los manejamos con las manos, las cuales llevamos constantemente a nuestra cara y cabello. Esto hace de ellas un transporte para diversas bacterias a muchas áreas en nuestra oficina.

Los dispensadores de agua

En casi todos los lugares de trabajo el empleador se encarga de proveer a sus empleados una buena hidratación. Para ello hacen uso de dispensadores de agua al cual tendrán acceso todos sus empleados. Los botones de estos muchas veces no son tomados en cuenta los días que se hace limpieza.

La puerta de la nevera

Seguramente en tu casa esta se encuentra libre de manchas y suciedad, pero en la oficina tenemos algunas dudas. Como el microondas este artefacto es usado muchas veces al día y por todos tus compañeros de trabajo. Este también resguardada nuestros alimentos, por ende, el aseo adecuado es prioridad.

Que el polvo y la suciedad no se roben la estética de tu marca

Capas de polvo o manchas de sucio son muy notables en cualquier ambiente laboral. Esto no solo afecta el rendimiento de los trabajadores, los cuales están expuestos a un ambiente poco saludable. La imagen que tengan tus clientes sobre tu empresa se verá alterada de forma negativa afectando tus negocios.

Inmobiliarios como la madera, tapizados o equipos informáticos necesitan ser limpiados según los requerimientos de su superficie. Si son manipulados de manera incorrecta será notable el deterioro y mala higiene de los mismos. Ninguna empresa quiere dar una imagen equivocada a sus clientes.

El equipo y experiencia que necesitas para garantizar la limpieza de tu oficina

Para ello te ofrecemos disponibilidad inmediata, puedes contar con nuestros servicios en cualquier momento. Tenemos el equipo y personal adecuado para cubrir cualquier exigencia. Contamos con cobertura nacional en todo el territorio español.

En Taclia te ofrecemos tecnología de seguimiento y control.  La cual tiene como objetivo vigilar que todas las áreas de tu empresa sean atendidas sin pasar por alto ninguna zona. La planificación y control de nuestras actividades asegura la eficacia en nuestro servicio.

Hoy en día somos conscientes de la importancia del gel antibacterial para prevenir enfermedades. Sin embargo, la limpieza sigue siendo primordial para evitar la propagación de gérmenes debido a la suciedad. Los inmobiliarios y zonas comunes deben tener la debida higiene para proporcionar un ambiente seguro.