Reformar una oficina o alguno de tus establecimientos puede ser un quebradero de cabeza, sobretodo por los errores que se suelen cometer en estas reformas. No sólo por el tiempo y esfuerzo que has de invertir sino también por la constante desconfianza de no saber si está en buenas manos o si te estás olvidando de algo importante.

En Taclia ponemos a tu disposición profesionales que se ocupan de todo el proceso para que tú puedas centrarte en tu negocio. Sin embargo, somos conscientes de que aunque delegues estas tareas a expertos, te gusta estar informado. Nuestro responsable de cuentas estará disponible en todo momento para resolver las preocupaciones que puedan surgir.

De momento, te enumeramos cinco errores típicos que se cometen cuando se decide hacer una reforma. ¡De todo se aprende!

  1. Licencias. Importante informarse de las licencias necesarias o de la existencia de impuestos a pagar antes de ponerte a hacer la reforma. Si se empieza una obra sin autorización municipal puede suponer multas elevadas y ¡hasta paralización de trabajos! Lo único que se consigue evitando estos papeleos es perder más tiempo del que se perdería en un principio.
  1. Organización. Como casi todo lo importante en la vida y en el trabajo, no es nada recomendable empezar a hacer unas obras sin haber planificado y cerrado el proyecto. A veces las ganas pueden y pecamos de impacientes. Cosas como el espacio disponible y la distribución que queremos, los tiempos de ejecución o los costes de obra han de estar planificadas y acordadas previamente. ¡Ideas claras!  Piensa bien dónde quieres poner la sala de conferencias, la cocina, si quieres un espacio diáfano o prefieres tener algunos despachos a puerta cerrada… todo lo importante ha de estar completamente aprobado antes de empezar.  Por supuesto que puede existir cierto margen de acción pero lo recomendable sería 90% de organización versus a un 10% de variaciones.
  1. Haz caso a los profesionales. Puedes debatir o preguntar lo que quieras pero ten en cuenta que estás tratando con un experto del tema por lo que, normalmente, saben lo que están haciendo. Sabemos que es muy importante mantenerse informado. Establece reuniones semanales con los responsables asignados para que te puedan hacer un update sobre el estado de la reforma y puedas resolver posibles dudas (no urgentes) que te hayan surgido.
  1. Presupuesto. Atención: “lo barato a la larga sale caro.” Es normal que se busque siempre la manera de ahorrar costes pero en temas de reformas nunca es buena idea. En la mayoría de los casos, cuando se piden presupuestos más ajustados, en lo primero que afecta es en la calidad de los materiales.  Revisa bien el presupuesto que te presenten y presta atención al coste de los materiales. Infórmate de la calidad éstos. Depende de para lo que sean es esencial que sean buenos.
  1. Instalaciones. Está bien querer redistribuir un local pero es importante tener en cuenta que existen instalaciones a respetar: suministro de agua, ventilación y gas. Si no los tienes ya, pide los planos del edificio o planta en el que se muestren las instalaciones existentes. Si alguno de los cambios que quieres hacer exige tocar parte de estas instalaciones te supondrá mucho más coste y más tiempo.

Estas cinco errores en una refora son sólo la punta del iceberg, existen muchas más cosas a tener en cuenta cuando se quiere hacer una reforma. Contacta con Taclia, presenta tu proyecto y te ayudaremos a encontrar la persona adecuada para llevarlo a cabo.