El cambio climático que está sufriendo el planeta es una realidad.

Las temperaturas son más cálidas, desaparecen especies de animales, las tormentas son cada vez más intensas, los huracanes más peligrosos y las olas de calor extremadamente más fuertes.  El medio ambiente sufre cada vez más nuestro impacto.

Pasamos la mayor parte del día en la oficina. Vivimos inmersos en una rutina constante que a veces nos impide acordarnos del problema climático. Sin embargo, existen pequeños gestos con los que contribuir al cuidado del medio ambiente desde nuestro puesto de trabajo.

Los pasos para ayudar al medio ambiente desde la oficina

Desde Taclia te proponemos siete sencillos pasos que incluir en tu rutina para generar un cambio necesario. ¡Toca obligarse poco a poco a asumir nuevos hábitos sostenibles para el medio ambiente!

  1. Apaga las luces de las salas que no se estén utilizando

    También, prescinde de lámparas en aquellas salas en las que tengas una buena ventana por donde entra luz exterior suficiente.

  2. Utiliza el aire acondicionado sólo cuando es necesario.

    Ocúpate de programar el clima a una temperatura que no sea perjudicial para la salud. Por ejemplo, entre 23ºC y 26ºC. Si se puede, abre ventanas y puertas para crear una corriente de aire.

  3. En invierno, mantén la calefacción entre 20ºC y 23ºC.

    No es necesario sobrepasar el límite y acabar en manga corta por la oficina. Ajústalo lo suficiente para que se esté a gusto con el jersey puesto.

  4. Imprime lo mínimo.

    En Taclia intentamos trabajar siempre en digital. En el caso de tener que imprimir sí o sí, proponemos utilizar papel reciclado. La deforestación es uno de los problemas más graves para el medio ambiente. Los árboles generan oxígeno por lo que son clave para contrarrestar el efecto invernadero causado mayormente por los humos de las fábricas.

  5. Desconecta los aparatos electrónicos.

    Por la noche y durante los fines de semana, incluidos los cargadores que a veces olvidamos colocados al lado del escritorio. Está demostrado que aunque estén apagados, si siguen enchufados, consumen energía en menor medida. A esta situación se le llama “corriente vampiro” ya que se gasta electricidad sin que te des cuenta, y puede llegar a aumentar el gasto hasta en un 10%.  Otra anotación: Con esta medida no sólo ayudas al medio ambiente sino que, además, reducirás un poco la factura de la luz.

  6. Reduce el uso de plástico.

    Por ejemplo, instala fuentes de agua en la oficina para que tus empleados lleven sus propias botellas y las vayan rellenando. Así se disminuye el consumo de botellas de agua. ¿Tenéis cafetera de cápsulas? Otra medida que se puede implementar es sustituir las cápsulas por unas reutilizables. En el caso de no disponer de ellas, asegúrate de reciclar correctamente. A día de hoy las grandes marcas disponen de mucha información en sus webs sobre temas de café y sostenibilidad.

  7. Impulsa el hábito de reciclar en la oficina.

    Añade basuras específicas para el papel, vidrio, plástico y orgánico. Y, tal y cómo hemos mencionado anteriormente, si utilizas cápsulas de café, sepáralas. Nespresso entrega a sus clientes bolsas especiales donde ir almacenando las cápsulas utilizadas. Infórmate de los puntos de recogida y llévalas al más cercano.

Son siete pequeños gestos que puedes implementar desde ya en la oficina y así marcar la diferencia con el impacto que tenemos sobre el medio ambiente. Los cambios no son fáciles, al menos hasta que uno se acostumbre. Mientras tanto, puedes empezar por revisar el aparto de calefacción y el aire acondicionado. En Taclia disponemos de manitas que pueden ayudarte con el tema de la climatización. Contáctanos y te diremos cómo.