¿Qué significa realmente el Big Data?

Últimamente se habla mucho del “Big Data” y su importancia ante cualquier posible estrategia empresarial. Pero, ¿qué son en realidad los macrodatos? El Big Data comprende todo el volumen de datos que circulan en nuestra empresa. Desde los que entran gracias a nuevos consumidores, trackeando todo el comportamiento desde el inicio de captación, hasta los que generan nuestros propios empleados. 

El beneficio es claro: Este volumen de datos proporciona respuestas a muchas de las preguntas que te haces cada día. Ahora bien, la dificultad no reside en obtener estos datos.  La parte complicada reside en organizarlos, estructurarlos y, finalmente analizarlos.  El objetivo final será siempre conseguir sacar conclusiones que nos ayuden a mejorar decisiones y movimientos estratégicos del negocio.

Entonces, ¿por dónde empezar?

El punto de partida es tu objetivo empresarial. Éste normalmente suele traducirse en reducir costes y aumentar ingresos. Para ello, es importante trabajar en la veracidad y actualidad de nuestras bases de datos. Toda la información recogida ha de ser veraz y dinámica para asegurar una buena construcción de decisiones posteriores.

Contrata a un buen ingeniero de datos capaz de utilizar las herramientas pertinentes para ordenar todos los datos que genera tu empresa. Una vez estructurada toda la información, es momento de analizar todos los números y presentar conclusiones que tengan correlación con los distintos objetivos estratégicos del negocio.

Estas conclusiones sirven a la empresa tanto para predecir movimientos futuros como para establecer patrones de comportamiento. Si los objetivos están claros y el análisis es correcto, se puede pasar a implementar y ejecutar el nuevo plan. Una vez instaurado hay que revisar todos los pasos con el fin de corregir los parámetros que no sean correctos.

Una vez establecido el plan de Big Data y analizada cada variable, toca especificar las áreas del negocio que presentan problemas y establecer nuevas estrategias y corregir lo que haga falta. Esto propicia un valor añadido muy buscado en la empresa: la innovación.

Son muchas las ventajas del Big Data. Sólo se necesita a alguien con los conocimientos necesarios para estructurar el gran volumen de información que transita alrededor de tu negocio.  Además, se deberá escoger una buena plataforma para gestionar los resultados y poder analizarlos como toca.

En Taclia utilizamos una plataforma que gestiona este volumen de datos y que nos ayuda a innovar para estar cada día más capacitados para dar un servicio de mantenimiento y reparaciones que cubra cualquiera de tus necesidades.  Contáctanos para entender mejor todo el valor que te podemos ayudar a generar.